La memoria del gaditano en el nuevo Museo del Carnaval

Nuevo Museo del Carnaval

Uno de los eventos culturales más reconocidos e importantes de España, es el Carnaval de Cádiz, declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Según diferentes fuentes, el origen del Carnaval gaditano se remonta al siglo XV, influenciado por la llegada de genoveses a la ciudad de Cádiz.

La memoria del Carnaval de Cádiz cuenta con un amplio volumen de documentos, catalogados y digitalizados por el Aula de Cultura del Carnaval. Esta colección sobrepasa los 30.000 documentos, y entre ellos encontramos fotografías, libretos, bocetos, audios comerciales, vídeos de agrupaciones, etc.

La preservación de este patrimonio documental será salvaguardada por el nuevo Museo del Carnaval de Cádiz, ubicado en la Casa Palacio de los Marqueses de Recaño. Este palacio fue construido en el año 1730, y se sitúa en la zona más elevada del casco histórico de la ciudad. El edificio alberga uno de las atracciones turísticas más simbólicas de Cádiz, la Torre Tavira, siendo el punto de mayor altura del casco antiguo.

Nuevo Museo del Carnaval
Boceto Museo del Carnaval de Cádiz

La creación de un espacio cultural como el Museo del Carnaval, no sólo garantiza la conservación de estos documentos, sino que, además, difunden el valor de estas colecciones con fines educativos y de investigación.

En este post, contamos con la colaboración de uno de los grandes autores del Carnaval de Cádiz, y presidente de la Asamblea Honoraria de Antifaces de Oro, Antonio Rivas Cabañas

Antonio Rivas Cabañas

En 1988, se licenció en Derecho por la Universidad de Cádiz. Abogado de profesión, y un gran diletante de la literatura. Prueba de su afición por las letras es la novela “Del Falla a la Caleta”, la cual fue publicada en 2017. Durante sus 36 años de participación en el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz, Antonio Rivas aúna un total de 37 premios en las modalidades de Coro, Comparsa y Chirigota, siendo uno de los autores más laureados del Carnaval gaditano.

Se encuentra muy ligado con el desarrollo del proyecto del Museo del Carnaval gaditano, por lo que conoce en primera persona los tesoros documentales que ostentará este nuevo espacio cultural.

Porque es una seña de identidad de la ciudad. Uno de los detalles por los que es conocida fuera. No hay conversación que se inicie sobre algún forastero y algún gaditano que no derive antes de un minuto a preguntar por los carnavales.

La idea es antigua. Incluso en los años 70 hubo un intento de museo en el torreón de las Puertas de Tierra. Aunque todo quedó en exponer algunos disfraces en unos maniquíes. Ya hace más de veinte años se creó una Fundación para poner en marcha el museo de manera más ambiciosa. Por otro lado, se creó hace más de 25 años el Aula de Cultura de Carnaval, asociación filantrópica que está ordenando y digitalizando abundante documentación.

En principio, con el Ayuntamiento de Teófila Martínez, se iba a construir de nueva planta en la Plaza de la Reina, frente al colegio de la Salle Viña. Con la llegada de José María González se decidió aprovechar un edificio municipal sin contenido en este momento, antiguo conservatorio de música. Suponía un ahorro importante y dotar de utilidad un edificio vacío.

Seguro que será un impulso económico dado que la fiesta está de moda, y atraerá al turismo. Dinamizará la zona, que se convertirá en un triángulo cultural con la cámara oscura de la Torre Tavira y el recinto Gadir bajo el Teatro del títere. Todo ello en cincuenta metros lineales.

Preservar y dar a conocer el hecho cultural que supone esta fiesta. Ha sido un periodismo cantado, del devenir de la sociedad. Y ha supuesto un importante campo para la creatividad de bocetistas, sastres y artesanos.

Libretos, disfraces, fotografías, audios, vídeos y publicaciones de investigación. Todo digitalizado y ordenado por años, temáticas, etc.

Proceden del Archivo Histórico Municipal, de colecciones privadas, y de la recopilación del Aula de Cultura del Carnaval.

Se pretende que sea un museo dinámico con eventos programados que varíen periódicamente. Eso permitirá que quien venga a Cádiz más de una vez pueda tener interés en volver a visitarlo.

De eso se trata, con participación de grupos de turistas, colegios, universitarios, colectivos de otros carnavales, etc.

Entiendo que sí. Debería funcionar igual que la Cátedra de Flamencología que existe en Jerez, que está abierta a profesionales. Al menos desde que está montada. Desconozco si se les tuvo en cuenta a la hora de gestarlo. Eso dependerá de la voluntad de participación ciudadana del Ayuntamiento.

En este sentido, el profesional de la Información y la Documentación desempeñará actividades esenciales en este entorno, como el registro, organización, conservación y tratamiento de las obras. Así mismo, el documentalista del museo realizará tareas vinculadas con la digitalización y el procesamiento de datos.

El Museo del Carnaval no sólo jugará un papel cultural y educativo en la sociedad gaditana, sino que, funcionará como un importante centro de documentación e interpretación del Carnaval de Cádiz. Por consiguiente, la oferta cultural en la ciudad de Cádiz aumentará, haciéndola más atractiva para el turismo extranjero.

2 comentarios en «La memoria del gaditano en el nuevo Museo del Carnaval»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *